Herramientas Personales
Secciones
Usted está aquí: Portada Noticias The Intercept revela datos del sistema estadunidense de monitoreo de terroristas
Acciones de Documento

The Intercept revela datos del sistema estadunidense de monitoreo de terroristas

La administración de Barack Obama expandió a niveles sin precedente el sistema de monitoreo de los sospechosos de ser terroristas. “El gobierno estadunidense diario añade 900 registros nuevos a sus bases de datos, ya sea nombres o información de sospechosos ya incluidos”, reporta el sitio The Intercept.

Publicado el: 6 de agosto de 2014
The Intercept revela datos del sistema estadunidense de monitoreo de terroristas

Gráfica de The Intercept que muestra a qué agrupaciones pertenecen los sospechosos de terrorismo: hay 280 mil sin identificar con un grupo terrorista.

 

De la Redacción

La administración de Barack Obama expandió a niveles sin precedente el sistema de monitoreo de los sospechosos de ser terroristas. “El gobierno estadunidense diario añade 900 registros nuevos a sus bases de datos, ya sea nombres o información de sospechosos  ya incluidos”, reportan Jeremy Scahill y Ryan Devereaux, en el sitio The Intercept.  
Pero casi la mitad de las 680 mil personas incluidas en la lista de “terroristas conocidos o que se sospecha que lo son”, no está vinculada a algún grupo terrorista.
La información proviene de documentos confidenciales del Centro Nacional de Contraterrorismo, que fueron filtrados a The Intercept por alguien de la comunidad de inteligencia.
La lista elaborada por el Centro Nacional de Contraterrorismo, conocida como TSDB (Terrorist Screening Database), es compartida por agencias gubernamentales, contratistas privados y gobiernos extranjeros. Las 280 mil personas que sí son identificadas con algún grupo, tienen supuestos vínculos con al Qaeda, Hamas o Hezbolá.
El segundo lugar con mayor concentración de “terroristas conocidos o sospechosos de serlo” es Dearborn, Michigan, “una ciudad con una población de 96 mil personas, que tiene el mayor porcentaje de residentes árabe-estadunidenses en el país”, escriben Scahill y Devereaux. “Que yo tenga conocimiento, ningún musulmán en Dearborn ha cometido acciones terroristas contra nuestro país”, dice a The Intercept Sawud Walid, director ejecutivo del Council on American-Islamic Relations, sección Michigan. A juicio de Walid, este dato simplemente confirma que el gobierno estadunidense ve a la comunidad árabe como eternos sospechosos.
Los reportes revelan que la CIA usa un programa del cual hasta ahora no se tenía conocimiento, al cual se refiere como Hydra, y que es “para acceder de forma secreta a bases de datos de países extranjeros” y extraer información de ellas.
The Intercept también informa que durante la administración de Obama, la lista de personas que tienen prohibido subirse a un avión se multiplicó por diez, hasta llegar a una histórica cifra de 47 mil personas. En 2001, había 16 personas en esa lista.
El texto también habla sobre la información biométrica que el gobierno estadunidense recopila: huellas digitales, escaneos del iris, imágenes faciales. “La principal base de datos de terrorismo contiene más de 860 mil archivos biométricos de 144 mil personas”, escriben los periodistas.
Pero, como dice David Gómez, ex agente especial de la FBI entrevistado por The Intercept: “Si todo es terrorismo, entonces nada es terrorismo”.

Espero que la gente no vea esto como una historia de heroicismo. Es una historia acerca de lo que la gente normal puede hacer en circunstancias extraordinarias.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2017 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.