Herramientas Personales
Secciones
Usted está aquí: Portada Noticias México, a punto de convertirse en importador de petróleo: Carlos Pascual en 2010
Acciones de Documento

México, a punto de convertirse en importador de petróleo: Carlos Pascual en 2010

México está a punto de convertirse en importador de petróleo. La producción de crudo en el país declina rápidamente. "A pesar de algunos pronósticos optimistas del gobierno mexicano, no hay opciones realistas para revertir esta disminución en el corto o mediano plazos". Es el reporte del ex embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, al Departamento de Estado, fechado en febrero de 2010.

Publicado el: 16 de marzo de 2012
México, a punto de convertirse en importador de petróleo: Carlos Pascual en 2010

La disminución en la producción de crudo forzará a México a realizar reformas para abrir los sectores de petróleo y gas a la inversión privada, señaló el entonces embajador Carlos Pascual a sus superiores en Estados Unidos. Foto: María Meléndrez Parada

 

Roberto González Amador

Publicada el 16 de marzo en la versión impresa.

México está a punto de convertirse en importador de petróleo. La producción de crudo en el país declina rápidamente. A pesar de algunos pronósticos optimistas del gobierno mexicano, no hay opciones realistas para revertir esta disminución en el corto o mediano plazos. Es el reporte del ex embajador de Estados Unidos en México, Carlos Pascual, al Departamento de Estado, fechado en febrero de 2010.

En el despacho, el diplomático informa que silenciosamente la administración estadunidense se ha involucrado, a solicitud del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, en áreas relacionadas con el sector energético nacional.

Las consideraciones del embajador Pascual están contenidas en un cable diplomático entregado por Wikileaks a La Jornada, y ofrecen una visión opuesta a la que las autoridades mexicanas dan a conocer públicamente sobre la capacidad de producción de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

El 18 de marzo de 2011, curante la conmemoración del 73 aniversario de la Expropiación Petrolera, Juan José Suárez Coppel, director de la paraestatal, declaró, dirigiéndose a Felipe Calderón:

A través de los nuevos modelos de contratos y del programa de inversión que hoy ejerce Pemex, su gobierno dejará sentadas las bases y el ritmo productivo que llevarán nuevamente a la producción petrolera a más de tres millones de barriles diarios en el siguiente sexenio.

El cable 10MEXICO514, despachado por Carlos Pascual a Washington el 12 de febrero de 2010, señala que debido a la disminución en la producción del principal campo petrolero de México (el de Cantarell, en la sonda de Campeche) y a la baja inversión de Pemex en labores de exploración y extracción, la producción mexicana de crudo disminuye rápidamente y el país puede convertirse en un importador neto en cinco años.

Para México, abunda Pascual –quien renunció a ser embajador de su país en México el 19 de marzo de 2011, a raíz de la difusión de los cables diplomáticos por Wikileaks–, la reducción en los ingresos petroleros, que aportan uno de cada tres pesos del gasto público, requerirá que el gobierno busque otras fuentes de recursos, entre ellas un incremento en la recaudación de impuestos. Para Estados Unidos, agrega el reporte del entonces embajador Pascual, la disminución de las importaciones de petróleo de México tiene implicaciones para la seguridad energética de América del Norte, especialmente en el corto y mediano plazos.

México, tercer abastecedor de petróleo de Estados Unidos

El despacho diplomático menciona datos oficiales y públicos de Pemex acerca de que la producción de crudo disminuyó rápidamente de un nivel máximo de 3.4 millones de barriles por día en 2004 a 2.5 millones de barriles en 2010. El 18 de marzo del año pasado, Suárez Coppel aseguró que en 2012 la extracción de crudo llegará a 2.7 millones de barriles diarios.

Considera que no hay una base realista para sustentar los optimistas pronósticos del gobierno mexicano sobre el aumento de la producción esperada de crudo.

La dependencia del gobierno mexicano de los ingresos petroleros para financiar una tercera parte del gasto público ha privado a Pemex del capital necesario para emprender labores de exploración y producción, así como para la construcción de infraestructura, agrega el ex embajador.

Como resultado de décadas de baja inversión, Pemex no tiene alternativas que puedan compensar la caída en la producción de Cantarell, un campo en que la extracción disminuyó de 2 millones de barriles al día en 2004 a menos de 650 mil barriles diarios en 2009.

Pemex, apunta el despacho de Pascual, aceleró el desarrollo del campo petrolero de Chicontepec (un yacimiento que las autoridades mexicanas aseguran que compensará una parte relevante de la pérdida de Cantarell) con una inversión de 2 mil millones de dólares y con la meta de elevar la producción allí de 29 mil a 90 mil barriles al día.

Chicontepec contiene al menos 9 mil millones de barriles de reserva de petróleo, pero es un campo complejo que representa un desafío técnico y significativos costos de operación. Explotar Chicontepec requerirá inversiones de alto riesgo y la perforación de un gran número de pozos para obtener retornos relativamente pequeños, menciona.

Intervención silenciosa

En el despacho, Pascual informa al Departamento de Estado sobre una silenciosa participación del gobierno estadunidense en el sector energético mexicano, que la Constitución reserva al Estado, y de la cual la administración de Felipe Calderón no ha informado públicamente al Congreso de la Unión.

Expertos en energía y el sector privado están en general de acuerdo en que la disminución en la producción de crudo forzará a México a llevar a cabo reformas para abrir los sectores de petróleo y gas a la inversión privada, considera.

Agrega Carlos Pascual:

Los funcionarios mexicanos permanecen muy sensibles sobre cualquier comentario público en cuanto a la reforma en el sector de energía y la producción de petróleo. Silenciosamente, México está buscando consejo, especialmente con empresas de propiedad estatal, sobre la implementación de las reformas. Nosotros mantenemos la añeja política del gobierno de Estados Unidos de no comentar públicamente sobre estos temas, mientras silenciosamente ofrecemos proporcionar asistencia en áreas de interés para el gobierno mexicano. Funcionarios mexicanos han solicitado en meses recientes ayuda al gobierno de Estados Unidos en temas relacionados con la implementación de la reforma (petrolera) de octubre de 2008.

Poka Ma

Enviado por Vikk en 12/06/2013 19:03
Qué poca madre de éstos pinches entreguistas del PAN!!!
Hacer que se ahogue la empresa para entonces sí de a güevo implementar las reformas para privatizar pemex!!!
Pero ni Vasquedando Sola ni el teleprompter Nieto llegarán a la Presidencia, ni un voto más al PRIAN!!!

Espero que la gente no vea esto como una historia de heroicismo. Es una historia acerca de lo que la gente normal puede hacer en circunstancias extraordinarias.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2014 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.