Herramientas Personales
Secciones
Usted está aquí: Portada Noticias Washington encargó a Valenzuela "presionar" a México para respaldar la política hacia Honduras
Acciones de Documento

Washington encargó a Valenzuela "presionar" a México para respaldar la política hacia Honduras

"Sus contactos, útiles para convencerle de las ventajas que entraña una mayor cooperación"

Publicado el: 2 de marzo de 2011
Washington encargó a Valenzuela "presionar" a México para respaldar la política hacia Honduras

El presidente Barack Obama y Carlos Pascual a su llegada a Guadalajara en agosto de 2009 Foto José Antonio López

Por: Blanche Petrich

El embajador de Estados Unidos, Carlos Pascual, se quejó a principios de diciembre de 2009 de que el gobierno de México era renuente a trasladar en declaraciones públicas firmes e inequívocas el apoyo que nos había manifestado en privado a nuestra política hacia Honduras.

En esos días, a seis meses del golpe militar en contra del presidente hondureño Manuel Zelaya, el Departamento de Estado había logrado desplazar una iniciativa de la Organización de Estados Americanos (OEA) que impulsaba un acuerdo entre el presidente golpista Roberto Micheletti y el mandatario depuesto.

En consecuencia, se habían llevado a cabo unas cuestionadas elecciones bajo una situación de facto y Washington presionaba a los miembros de la OEA para que restituyeran a Honduras en el organismo interamericano. Hasta la fecha no ha habido un acuerdo sobre esto último.

Pascual escribió un cable –09MEXICO3423– dirigido al subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Arturo Valenzuela, que estaba a punto de viajar a México y entrevistarse, entre otros, con su homólogo Salvador Beltrán y eventualmente con la canciller Patricia Espinosa. Como presidente temporal del Grupo de Río, México ha optado por declaraciones muy diluidas, si acaso notables por su ambigüedad.

Efectivamente, entre los gobiernos del grupo latinoamericano se había llegado a un acuerdo táctico de mantener la discusión sobre Honduras al más bajo perfil. Pascual esperaba que después del desayuno con Beltrán, Espinosa se incorporara brevemente a la reunión. En ese momento tendrá ocasión de pedirle un apoyo más decidido a nuestra postura frente a la salida que Washington impuso en Tegucigalpa.

El viaje de Valenzuela, quien apenas había sido confirmado en el cargo, fue parte de un intenso ejercicio de cabildeo de Washington –después de la cumbre de Guadalajara– para comprometer a México en una serie de proyectos de la administración de Barack Obama, especialmente en la restructuración de cuerpos de seguridad y militares abocados en el combate al narcotráfico.

Usted nos será de gran ayuda para mantener bien orientado este proceso, le explica la misión al político chileno-estadunidense que tuvo el mismo cargo en la administración de Bill Clinton y que tiene buen conocimiento de México.

Sus contactos y conocimientos de México nos serán de mucha utilidad para superar resistencias y para convencer a nuestros vecinos del sur de las ventajas que entraña una mayor cooperación.

El panorama que le presentan sobre la situación de Calderón en esa coyuntura es desafiante, dice el texto. Cita que en las encuestas de popularidad personal que maneja la embajada, aunque se mantiene en una línea histórica por encima de 50 por ciento, sufrió una caída de más de 10 puntos desde febrero y es la más baja desde que asumió la Presidencia.

Además de citar las penurias de la crisis económica, que han opacado sus preocupaciones sobre la seguridad pública, el embajador pinta un escenario conflictivo con el mundo del trabajo, citando el conflicto con el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) por la extinción de Luz y Fuerza del Centro.

“Es probable que estas cifras de popularidad caigan aún más, incluso en el núcleo de sus seguidores más fervorosos en el medio empresarial, ya que en 2010 seguramente se resentirá el incremento de los impuestos. También empieza a percibirse la resaca por el complicado cierre de la empresa de electricidad del centro del país –ciertamente ineficiente– y por el mal planteado argumento que se esgrimió, acusando a los trabajadores de flojos y consentidos.

Esta nota en versión impresa

gringos go home junto con Calderón

Enviado por benjamin molina en 10/03/2011 22:23
los USA no tienen amigos, tienen esclavos. Es notable lo ocurrido, sirvió para que exhibieran sus políticas institucionales descaradas y cínicas, en un estilo muy pripanista, con una mano te saludan y con la otra te roban, lamentablemente los rateros tienen cómplices y son quienes gobiernan a México y sus estados. La privatización de nuestras empresas y recursos naturales(robo descarado), está creando millones de miserables ya no pobres. Ya no tarda en aparecer un Zapata y un Villa, lo están gestando desde hace decenas de años.

Espero que la gente no vea esto como una historia de heroicismo. Es una historia acerca de lo que la gente normal puede hacer en circunstancias extraordinarias.
Sitios relacionados
 

Copyright © 1996-2016 DEMOS, Desarrollo de Medios, S.A. de C.V.
Todos los Derechos Reservados.
Derechos de Autor 04-2005-011817321500-203.